lunes, 17 de octubre de 2011

TIPOS DE TEXTOS. EL ENSAYO.

El ensayo es un texto de carácter humanístico. Presenta una extensión variable y posee un carácter sugeridor e interpretativo, dirigido a receptores no especializados. Aborda, con pretensiones de originalidad, desde un punto de vista personal   y con una clara voluntad de estilo asuntos, muy diversos.

RASGOS DEL ENSAYO.
1.       Debido a su objetivo didáctico e interpretativo el autor ofrece su visión subjetiva de cualquier tema. La reflexión suele ser breve y tiene un carácter divulgativo no exhaustivo. No pretende realizar un análisis minucioso, completo y sistemático del tema, sino más bien se pretende ofrecer nuevos puntos de vista o apuntar sugerencias sobre algún aspecto concreto.
2.       Enfoque personal y subjetivo. Se trata de ofrecer una visión sobre un tema. En este sentido es habitual la originalidad en el tratamiento del contenido: variedad de temas, uso de tonos diversos (irónico, crítico, humorístico, grave…), estilo cuidado…
El hecho de que el ensayo sea subjetivo no es obstáculo para que esté bien argumentado, documentado y fundamentado.
3.       El ensayo suele ir dirigido a un amplio sector de lectores cultos interesados en temas diversos. Son frecuentes las alusiones y llamadas al receptor. Presencia del receptor también se observa a través de la segunda persona Este perfil del receptor exige un estilo ameno, cuidado, personal y atractivo.
4.       Las tipologías que suelen dominar son: la exposición y sobre todo la argumentación, puesto que se trata de un texto de opinión subjetivo.
5.       Libertad de estructura. Admite cualquier organización, aunque el desarrollo del tema (tesis) suele seguir un sistema deductivo o de análisis (introducción, desarrollo y conclusión, que puede faltar o aparecer implícita).
6.       Aparecen abundantes disgresiones.
7.       Uso de las citas de autoridad o referencias explícitas a otros textos para establecer una relación con la tradición cultural.
8.       La expresión de lo subjetivo se manifiesta en:
a.       Uso de la primera persona del singular o del plural (en este caso para implicar al receptor o usado como plural de modestia).
b.       Oraciones interrogativas o exclamativas.
c.       Oraciones exhortativas cuando el autor se dirige al receptor.
9.       Voluntad de estilo. Estilo cuidado y ameno
a.       Amenidad: estilo trabajado, intercalación de anécdotas...
b.       Aparición de artificios literarios y figuras retóricas (uso de métaforas, comparaciones, hipérboles, paralelismos...) que manifiestan la voluntad de estilo.
10.   Presencia de algunos tecnicismos, pero sobre todo de nombres abstractos que se combinan con giros coloquiales y expresivos.
11.   Léxico connotativo, en el que las palabras se impregnan de nuevos significados y se manifiesta la actitud del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada